When I Get Home

En ese momento no supe si reir o llorar. Mi mente se desdobló, por un lado quería salir corriendo, el verme envuelto otra vez en la rutina me agobiaba. Otra parte de mi ser me instaba a mantenerme calmo, a recordar todos los buenos momentos vividos. Momentos que cada vez era más fugaces, pero que sin embargo seguían estando ahí presentes.

Ganó la parte conciliadora. Me acerqué hasta la cama y le dí un beso.

Yo[hablandole al oído]:

Me extrañaste?

Yo[apenas susurrando]:

Yo sí te extrañé.

Soledad[sentándose, prendiendo la luz]

Por supuesto que te extrañé.

Yo[semiofendido]:

No parecía. Casi no me escribiste en este tiempo.

Soledad[aburrida]:

Fueron solo tres días. Además, sí te escribí.

Yo[resignado]

Tenés razón. Me escribiste UN mensajito todos los días

Soledad[con aire triunfal]

Viste? Cómo no te voy a extrañar?

Yo[con ira contenida]

El último mensaje que me mandaste fue para decirme que hoy teníamos que ir a Disco, porque se acabó la lavandina.

Sin decir nada más, me di vuelta. Me tapé la cara con la sábana y pretendí dormir.

Anuncios

Una respuesta to “When I Get Home”

  1. Eva Says:

    y???

    no sigue????

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: