Not a Second Time

Esa tarde fuimos a Disco. Compramos la lavandina. A diferencia de otras veces, solo compramos lo indispensable para la semana. Cada artículo fue comprado con la mayor de las conciencias. De repente nos encontrábamos discutiendo sobre la necesidad vital de una nueva caja de té. Como si de esa desición dependiera el futuro de nuestra relación.

En el fondo ambos sospechábamos que no tenía mucho sentido hacer una planificación a futuro. Que las horas estaban contadas. La cuenta regresiva había empezado.

Al llegar a casa, en la pantalla de la PC titilaba la ventana naranja del MSN. Tenía un mensaje de Paula.

Paula era una colega que había ido al congreso. Durante el tiempo que duró el mismo trabamos una linda amistad. O lo que parecía ser el inicio de una buena amistad. Nos gustaban los mismos autores, la misma música. Con una simple mirada nos entendíamos. En Tandil hicimos miles proyectos para trabajar juntos en el futuro.

En el mensaje Paula me invitaba a una fiesta que organizaba esa misma noche con toda la gente de La Plata que había asistido al congreso. Por supuesto, Soledad, mi novia, también estaba invitada. Nos esperaba a las diez de la noche.

Anuncios

2 comentarios to “Not a Second Time”

  1. KILLER QUEEN Says:

    De que tiempo estas hablando??

  2. Alberto Says:

    mmm…prefiero no poner una fecha precisa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: